Se establecen 5 Áreas Prioritarias de Investigación y a cada una de ellas se le asignan 2 Directores, todo ello con la misión fundamental de velar por la consecución de los objetivos marcados para el conjunto de su área, garantizar la comunicación y colaboración entre los distintos grupos de investigación que la integran y tutorizar a los grupos incluidos en los niveles de grupo emergente o investigador clínico asociado para lograr su integración progresiva en el nivel de grupo consolidado.